El 31 de diciembre de 2014 se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre, por el que se aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52 «Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos», del Reglamento electrotécnico para baja tensión, aprobado por Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, y se modifican otras instrucciones técnicas complementarias del mismo. Este Real Decreto se enmarca dentro de la estrategia integral del Gobierno de España para el impulso del vehículo eléctrico y, concretamente, en la línea del fomento de las infraestructuras de recarga.

Sin duda, el desarrollo del vehículo eléctrico supondría una gran oportunidad para los retos energéticos de nuestro país porque permitiría reducir las emisiones de CO2, favorecer una mayor penetración de energías renovables en la generación de electricidad, mejorar la eficiencia energética del sistema eléctrico y reducir la importación de combustibles. Hasta este momento, uno de los principales obstáculos para ello es la escasa extensión de las infraestructuras para recarga de este tipo de vehículos. En España estamos actualmente muy lejos de alcanzar el número adecuado de puntos de recarga que la Directiva 2014/94/UE establece, que fija en, al menos,  uno cada 10 vehículos.

Inspirada en el contexto mencionado, el Real Decreto 1053/2014 busca establecer las especificaciones técnicas que posibiliten la recarga segura de los vehículos eléctricos, así como prescribir unas dotaciones mínimas para infraestructuras de recarga en edificios o estacionamientos de nueva construcción y en vías públicas.

Se resumen en los siguientes párrafos algunos de los aspectos más importantes de este Real Decreto, cuya entrada en vigor tendrá lugar el 31 de junio de 2015.

En primer lugar hay que destacar que afecta a todas las nuevas infraestructuras para recarga de vehículos eléctricos que se ejecuten a partir de su entrada en vigor. Las instalaciones de recarga que estén en ejecución antes de esa fecha dispondrán de un plazo de tres años para su terminación y puesta en servicio sin tener que sujetarse a las prescripciones del Real Decreto.

Para todos los nuevos edificios o estacionamientos, se exigen las siguientes dotaciones mínimas para recarga de vehículos eléctricos:

  • En las viviendas unifamiliares nuevas que dispongan de aparcamiento o zona prevista para poder albergar un vehículo eléctrico se instalará un circuito exclusivo para la recarga de vehículo eléctrico.
  • En aparcamientos o estacionamientos colectivos en edificios de régimen de propiedad horizontal, se deberá ejecutar una conducción principal por zonas comunitarias (mediante, tubos, canales, bandejas, etc.), de modo que se posibilite la realización de derivaciones hasta las estaciones de recarga ubicada en las plazas de aparcamiento. Además, en la centralización de contadores se instalará, como mínimo, un módulo de reserva para ubicar un contador principal para la instalación de recarga y se reservará espacio para los dispositivos de protección contra sobreintensidades asociados al contador.
  • En aparcamientos o estacionamientos de flotas privadas, cooperativas o de empresa, o los de oficinas, para su propio personal o asociados, o depósitos municipales de vehículos, se preverán las instalaciones necesarias para suministrar a una estación de recarga por cada 40 plazas.
  • En aparcamientos o estacionamientos públicos permanentes deberán ejecutarse las instalaciones necesarias para suministrar a una estación de recarga por cada 40 plazas.

Asimismo, en la vía pública deberán efectuarse las instalaciones necesarias para dar suministro a las estaciones de recarga ubicadas en las plazas destinadas a vehículos eléctricos que estén previstas en los planes de movilidad sostenible municipales o supramunicipales.

En cuanto a los edificios existentes, no se exige a priori ningún tipo de modificación. No obstante, hay que tener en cuenta que cuando se realice en ellos la instalación para un primer punto de conexión, se deberá prever la instalación de los elementos comunes de forma que posibiliten la infraestructura para albergar futuros nuevos puntos.

El RD 1053/2014 añade una nueva instrucción técnica complementaria (ITC) al Reglamento electrotécnico para baja tensión, la ITC-BT-52, Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos, que es la que regirá las especificaciones técnicas de este tipo de instalaciones. Al mismo tiempo, se modifican algunas otras ITC para adaptarlas a la aparición de la nueva figura de la infraestructura para recarga de vehículos eléctricos; por ejemplo, se modifica la ITC-BT-10 para incorporar la potencia correspondiente a dicha instalación en el cálculo de las previsiones de cargas para suministros en baja tensión.

A grandes rasgos, las principales especificaciones técnicas que regula la ITC-BT-52 se pueden resumir en los siguientes apartados:

a) Modos de carga

Se definen cuatro modos de carga:

Modo 1: Conexión en corriente alterna mediante tomas de hasta 16 A y tensión de alimentación hasta 250 V en monofásico o 480 V en trifásico.

Modo 2: Conexión en corriente alterna hasta 32 A y tensión de alimentación hasta 250 V en monofásico o 480 V en trifásico, incorporando una función de control piloto y un sistema de protección para las personas contra el choque eléctrico entre el vehículo y la clavija o como parte de la caja de control situada en el cable.

Modo 3: Conexión en corriente alterna usando un SAVE (sistema de alimentación específico del vehículo eléctrico), donde la función de control piloto se amplía al sistema de control del SAVE, estando éste conectado permanentemente a la instalación de alimentación fija.

Modo 4: Conexión indirecta del vehículo eléctrico a la red de alimentación de corriente alterna usando un SAVE que incorpora un cargador externo en que la función de control piloto se extiende al equipo conectado permanentemente a la instalación de alimentación fija.

b) Esquemas de conexión

Se permiten cuatro posibles esquemas de conexión:

  1. Esquema colectivo o troncal con un contador principal en el origen de la instalación
  2. Esquema individual con un contador común para la vivienda y la estación de recarga
  3. Esquema individual con un contador para cada estación de recarga
  4. Esquema con circuito o circuitos adicionales para la recarga del vehículo eléctrico

c) Potencia instalada

Se establecen los escalones de potencia a los que generalmente deberá adaptarse la potencia instalada de las estaciones de recarga.

d) Sistema de protección de línea general de alimentación contra sobrecargas (SPL)

Cuando se opte por el esquema de conexión colectivo con un contador principal común, el promotor (en edificios de nueva construcción) o el titular del suministro  (en edificios existentes) podrán optar opcionalmente por la instalación de un SPL, que evite el fallo de suministro para el conjunto del edificio por actuación de los fusibles de la caja general de protección, mediante la disminución momentánea de la potencia destinada a la recarga del vehículo eléctrico. En caso de que se disponga de SPL, el  dimensionamiento de las instalaciones de enlace y la previsión de cargas se realizará considerando un factor de simultaneidad de las cargas del vehículo eléctrico con el resto de la instalación igual a 0,3.

e) Alimentación

La tensión nominal de las instalaciones eléctricas para la recarga de vehículos eléctricos alimentadas desde la red de distribución será de 230/400 V en corriente alterna para los modos de carga 1, 2 y 3. En el modo de carga 4, la tensión de alimentación se refiere a la tensión de entrada del convertidor alterna-continua y podrá llegar hasta 1000 V en corriente alterna trifásica y 1500 V en corriente continua.

f) Sistemas de conexión del neutro

En los casos especiales en los que la instalación esté alimentada por un esquema TN, solamente se utilizará en la forma TN-S.

g) Cableado

Los cables desde el SAVE hasta el punto de conexión que formen parte de la instalación fija deben ser de tensión asignada mínima 450/750 V, con conductor de cobre clase 5 o 6 (aptos para usos móviles) y resistentes a todas las condiciones previstas en el lugar de la instalación. Cuando los cables de alimentación de las estaciones de recarga discurran por el exterior, serán de tensión asignada 0,6/1 kV.

h) Punto de conexión

El punto de conexión deberá situarse junto a la plaza a alimentar e instalarse de forma fija en una envolvente. La altura mínima de instalación de las tomas de corriente y conectores será de 0,6 m sobre el nivel del suelo. Si la estación de recarga está prevista para uso público la altura máxima será de 1,2 m y en las plazas destinadas a personas con movilidad reducida, entre los 0,7 y 1,2 m.

i) Bases de tomas de corriente o conectores

La ITC-BT-52 recoge las distintas opciones para la elección de las bases de tomas de corriente o conectores y sus protecciones, en función del modo de carga previsto, de que la alimentación sea monofásica o trifásica y de la ubicación del punto de conexión. En general, se utilizarán normalmente bases de toma de corriente del tipo tipo C2a UNE 20315-1-2, C7a UNE 20315-2-11 o conectores tipo 2 UNE-EN 62196-2.

j) Otros requisitos:

  • En los locales cerrados de edificios destinados a aparcamientos o estacionamientos colectivos de uso público o privado, se podrá realizar la operación de recarga de baterías siempre que dicha operación se realice sin desprendimiento de gases durante la recarga y que dichos locales no estén clasificados como locales con riesgo de incendio o explosión según la ITC-BT-29.
  • Los circuitos de recarga colectivos discurrirán preferentemente por zonas comunes
  • Se admitirá que la línea general de alimentación tenga derivaciones de menor sección si se garantiza la protección de dichas derivaciones contra sobreintensidades.
  • Cuando se instale un circuito de recarga colectivo que alimente a varias estaciones de recarga, cada circuito partirá de un interruptor automático para su protección contra sobrecargas y cortocircuitos; aguas arriba y en el mismo cuadro se instalará un IGA para la protección general de todos los circuitos de recarga.
  • En aparcamientos y estacionamientos, el cuadro de mando y protección asociado a las estaciones de recarga estará identificado en relación a la plaza o plazas de aparcamiento asignadas.
  • Los cuadros de mando y protección, o en su caso los SAVE con protecciones integradas, deberán disponer de sistemas de cierre a fin de evitar manipulaciones indebidas
  • El sistema de iluminación en la zona donde esté prevista la realización de la recarga garantizará un nivel de iluminancia horizontal mínima a nivel de suelo de 20 lux en exteriores y 50 lux en interiores.
  • La caída de tensión máxima admisible en cualquier circuito desde su origen hasta el punto de recarga no será superior al 5 %. Los conductores utilizados serán generalmente de cobre y su sección no será inferior a 2,5 mm2.
  • En instalaciones que reúnan más de 5 estaciones de recarga, se estudiará la necesidad de instalar filtros de corrección de armónicos.
  • El circuito que alimenta el punto de recarga no debe usarse para alimentar ningún otro equipo eléctrico, salvo los consumos auxiliares relacionados con el propio sistema,  entre los que se puede incluir la iluminación de la estación de recarga.
  • El circuito para la alimentación de las estaciones de recarga de vehículos eléctricos deberá disponer siempre de conductor de protección y la instalación general deberá disponer de toma de tierra
  • Cada punto de conexión deberá protegerse individualmente mediante un dispositivo de protección diferencial de corriente diferencial-residual asignada máxima de 30 mA, de clase A. Los dispositivos de protección diferencial instalados en la vía pública estarán preparados para que se pueda instalar un dispositivo de rearme automático y los instalados en aparcamientos públicos o en estaciones de movilidad eléctrica dispondrán de un sistema de aviso de desconexión o estarán equipados con un dispositivo de rearme automático.
  • Los circuitos de recarga, hasta el punto de conexión, deberán protegerse contra sobrecargas y cortocircuitos con dispositivos de corte omnipolar, curva C. Cada punto de conexión deberá protegerse individualmente.
  • Todos los circuitos deben estar protegidos contra sobretensiones temporales y transitorias.

En definitiva, el Real Decreto 1053/2014 y, consecuentemente, la (ITC) BT-52 fijan las bases técnicas para un necesario impulso del vehículo eléctrico en España.

Para más información, el texto completo del BOE puede consultarse en el siguiente enlace:

http://www.boe.es/boe/dias/2014/12/31/pdfs/BOE-A-2014-13681.pdf

Tagged with →  
Share →

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop us a note so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...

Archives

All entries, chronologically...